12 cosas fáciles de hacer que cambiaran tu vida para siempre

Por lo general son las pequeñas acciones las que más causan impacto en nuestras vidas. Como se dice habitualmente: “pequeños cambios, grandes resultados”.

La mayoría de nosotros, aunque nos sintamos felices con lo que hacemos, siempre vamos a tener una rara sensación de insatisfacción y de deseo de lograr grandes cosas. Sin embargo, la rutina y el estilo de vida que hemos adoptado no nos permiten crear la disciplina necesaria para conseguir nuestros objetivos.

Por fortuna hay acciones y creencias que por muy simples que parezcan, harán que tu vida sea mejor desde el primer día.

¿Estás listo/a para cambiar el resto de tu vida? Iniciemos.

1Puedes adquirir cualquier habilidad en 60 días

¿A quien no le gustaría aprender otro idioma, cocinar platillos comparables a los de un chef  o ser un experto en un tema en particular?

Aunque no lo parezca, el ser humano siempre va a estar interesado en el aprendizaje. Es verdad que cuando éramos niños probablemente no nos gustara la escuela, pero con la edad nos enteramos de todas la ventajas que tiene el conocimiento, como puede ser un aumento de sueldo, mejorar nuestra calidad de vida o simplemente desarrollarnos como personas.

Con el aumento en el interés sobre cómo aprender más y mejor, en la actualidad hay mucha ciencia detrás del aprendizaje, incluso hay estudios bien detallados que explican el tiempo estimado que necesitas para aprender y dominar una habilidad nueva.

Un estudio de la Universidad de Cornell explica que se necesita aproximadamente dos meses (invirtiendo una hora al día en la práctica y la instrucción) para aprender ‘bien’ algo nuevo. Esto puede ser un oficio o una habilidad cualquiera.

Entonces si deseas hablar otro idioma o aprender a programar, este es el tiempo que necesitaras para desenvolverte relativamente bien.

2Las listas te harán más productivo

Las listas se han convertido en una de las herramientas principales de los profesionistas y freelancers de éxito para mantenerse productivos en todo momento. Si bien, se llevan usando desde hace muchos años, siguen siendo pocos los que dimensionan el verdadero poder de anotar los pendientes.

El crear una lista de lo que debes hacer, además de ayudarte a recordar tus prioridades, es una buena forma de presionarte a ti mismo para hacer las cosas en tiempo y forma.

Para hacer una lista, no olvides poner tu prioridad principal en la parte superior y vas acomodando el resto de forma descendente. Si no tienes alguna tarea que importe más sobre las otras, puedes organizarla de modo cronológico o de acuerdo al tiempo que necesitaras para terminarla.

Lo mejor de hacer listas es que las ventajas las puedes ver desde el primer día. Haz la prueba.

3Vivir más en el presente disminuye la ansiedad y la depresión

En filosofías como el Budismo ya hablaban de las ventajas y la importancia que tiene enfocarse en el presente y dejar de lado el pasado y el futuro. Pero no fue hasta hace algunos años que se descubrió científicamente los ‘pros’ reales de esta forma de pensamiento.

El vivir el momento y despreocuparse de lo que pasó y lo que pasará, disminuye emociones y estados mentales como el estrés y la depresión, que a la larga son perjudiciales para la salud mental.

¿Por qué? Cuando vives “muy en el futuro” aumenta el miedo, lo que más tarde se puede convertir en ansiedad. Mientras que pensar mucho en el pasado te puede generar una avalancha de emociones difíciles de controlar que afectan directamente tu estado de ánimo.

La filosofía #YOLO ya no suena tan mal ¿Verdad?

4No pienses, solo hazlo

Esta frase digna de un libro de autoayuda o de comercial de zapatos deportivos, tiene una sabiduría milenaria que puede ayudarte a hacer las tareas más difíciles sin tantos problemas.

Los oficiales de la Legión Extranjera Francesa –uno de los ejércitos con las pruebas físicas más difíciles del mundo– les dicen a los aspirantes que “olviden el dolor y solo dedíquense a seguir”. Y es de verdad la efectividad de esta creencia. Ya que para entrar a la Legión, los aspirantes deben cruzar desiertos y selvas tropicales tan duras que únicamente los que están preparados psicológicamente lo pueden lograr.

Una de las causas más comunes de la postergación es que pensamos mucho las cosas y actuamos poco. Si esto fuera al revés, probablemente cosas que pensábamos que serían difíciles de conseguir, en un abrir y cerrar de ojos ya las tenemos en nuestras manos.

Si tienes claro tu objetivo, actúa más  y no reflexiones tanto.

5Para potencializar tu creatividad, toma notas todo el tiempo

Las mejores ideas nunca llegan cuando más las esperas.

Investigaciones demuestran que las grandes ideas se manifiestan en periodos cortos de tiempo. Estos pueden ser en la ducha (lo más común), camino al trabajo o después de hacer una tarea. Para que esas ideas que se te vienen de manera espontánea no se terminen perdiendo, lo mejor es tener una pequeña libreta para apuntar.

Quien sabe, esa idea puede ser el primer paso para que logres grandes cosas.

6Háblale a un amigo que tenías tiempo sin hablarle

Si tienes más de 25 años, es bastante probable que ya no estés en contacto con más del 95% de tus amigos de la escuela. Si superas los 35, lo habitual es que ya les hayas perdido la pista a todos. Así funciona el mundo actual.

Una buena práctica es marcarles a tus viejos amigos con los que llevas años sin hablarles. Además de alegrarte el momento recordando viejas anécdotas y revivir esa gran amistad, también puede aumentar los contactos de tu agenda (algún momento poder ser útil). Gracias a Facebook, ponerte en contacto con gente de tu pasado es cada vez más fácil, así que no hay excusas.

Como menciona el multimillonario británico Richard Branson: “Mi mayor activo no son mis empresas, sino mi lista de contactos”

7Puedes ganar dinero fácilmente con tu hobbie en tus tiempos libres

Tal vez tengas un trabajo de tiempo completo que ter permite vivir “dignamente” y darte tus lujos de vez en cuando. Pero siendo honestos, todo mundo quiere ganar más dinero… ¡Y qué mejor que con algo que te gusta!

Hay cientos de casos de personas desempleadas o que en sus tiempos libres convirtieron sus pasatiempos en algo monetizable. No es fácil, lo sabemos, pero con constancia todo es posible.

Hay mil maneras de ganar dinero mientras estás en casa. Por ejemplo, si te gusta cocinar puedes vender galletas y pasteles a tus vecinos o también puedes hacer un canal de YouTube y ganar dinero con la publicidad de Google. ¿Te gustan los videojuegos?  Haz un canal en Twitch.  ¿Te gusta escribir? Vuélvete bloguero o escribe un libro y véndelo en Amazon. Y así hay muchos casos más.

Lo importante es saber utilizar tu tiempo libre en algo útil y que disfrutes.

8Darle un “valor agregado” a lo que haces te volverá exitoso

Desde que estamos en la escuela se nos enseña que lo importante es hacer bien las cosas y repetir lo que funciona. Aunque esto es cierto y la perfección en el trabajo es valorada, en realidad hay algo que es todavía más importante: destacar sobre los demás.

Este término se le domina tradicionalmente como “valor agregado”, y significa que cada cosa que hagas tiene ese ‘algo’ distinto que hace que valga más sobre los demás.

Un ejemplo para entender el concepto del “valor agregado” puede ser un minisúper con servicio a domicilio. Si bien, venden lo mismo que otras tiendas, la posibilidad de que te envíen los productos hasta la puerta de tu casa aumenta sus ventas.

Aunque es más común aplicar el valor agregado en los negocios, puedes emplearlo en cualquier aspecto de tu día a día.

9Pensar en grande hará que las cosas “pequeñas” sean muy fáciles

No es de extrañar que lo que hacemos está condicionado por nuestra mente. La mayor parte de nuestra percepción es subjetiva y es posible que lo que sea difícil y cansado para ti, para otro sea todo lo contrario, fácil y rápido.

El conferencista Alex Dey en uno de sus libros menciona muy bien este principio:

“Si vas a manejar 8 horas seguidas en carretera, es en la séptima cuando te sientes cansado. Si manejas 4 horas, pasa en la tercera. Si manejas 2 horas, a la hora y media ya estás agotado, y así se puede seguir.”

Es decir, si vas al gimnasio y buscas hacer 10 repeticiones en algún ejercicio, probablemente sea en la número 8 ó 9 cuando sientas el agotamiento, pero si en vez de ponerte como objetivo 10 tu meta es 15 ó 20, fácilmente las 10 repeticiones las superarás.

Sí, nuestra mente nos juega mucho.

10Levanta la cabeza y sonríe durante 5 minutos

Sonreír es algo que nos sale espontáneamente y refleja nuestro estado de felicidad, pero ¿sabías que puedes forzar esa sensación en cualquier momento?

Investigadores de la Universidad de Yale descubrieron que el sonreír al menos 5 minutos al día mirando hacia arriba aumenta la cantidad de serotonina en pacientes diagnosticados con depresión sin medicación.

Ahora imagina todo lo que puede hacer esta práctica en personas que no sufren alguna enfermedad.

11Descubrir y enfrentar tus miedos, te hará superarte en un instante

En el ser humano como cualquier otro animal, actuamos bajo estímulos. Es decir, cada acción o actividad tiene su porqué.

Uno de los estímulos más potentes que existen en la naturaleza es el miedo. A pesar de que el miedo es algo necesario para sobrevivir, hay muchos miedos psicológicos que tienen poca utilidad y nos pueden terminar perjudicando.

El miedo nos detiene y no nos permite hacer lo que tanto queremos. Hay gente que por miedo al éxito dejan proyectos exitosos a medio camino, mientras que los que sufren miedo al fracaso no inician nada. Los que sufren fobia social pierden miles de oportunidades todos los días y ni que decir los que tienen miedo a la soledad que pueden a llegar a hacer locuras para encajar en el grupo.

El descubrir lo que te da tanto miedo puede cambiar para bien tu futuro. Al final solo tenemos una vida.

12Ten siempre una motivación

Relacionado con el punto anterior, la motivación se puede decir que es “la gasolina de los estímulos” que nos hacen actuar de cierta forma.

¿No te ha pasado que trabajas más duro cuando es viernes o vas al gimnasio y haces dieta para el verano, o si eres mujer, para ponerte el vestido que tanto te gusta? A eso se le llama motivación.

Existe la motivación para sobrevivir, que por supuesto es de gran importancia para nuestras vidas, pero también hay otros tipos de motivación no tan biológicas. Podemos dividirlas en dos: intrínseca y extrínseca.

La motivación intrínseca se refiere a aquello que haces por gusto, sin obligación o recompensa aparente. Por ejemplo, jugar fútbol con tus amigos o quedarte en casa mirando una serie de Netflix. En otras palabras se  puede definir como hobbies o satisfactores personales.

Mientras que la motivación extrínseca está más relacionada con la remuneración y otro tipoi de intereses directos. El ejemplo clásico de este tipo de motivación es el dinero.

Aunque es recomendable hacer todo de manera intrínseca, lo importante es siempre tener una motivación, sin importar de qué tipo sea. Cuando haces algo sin motivación por lo general termina mal, te fastidias y en casos más extremos puede volverte infeliz y miserable.

 ¿Cómo conseguir la motivación?

El tema es complejo y merece un tema aparte, sin embargo los expertos recomiendan tres cosas: tener metas, un ejemplo a seguir y medir el beneficio personal.

El tener metas te ayuda a darle “un rumbo” a todo lo que haces. El tener un ejemplo a seguir te motivará a hacerlo ya que te mostrará que sí es posible conseguirlo. Y el beneficio personal medible te dará ese ‘combustible extra’ todos los días para seguir.

 

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY