Los comerciales tailandeses que te harán llorar

comerciales-tailandeses-que-te-haran-llorar-1

Precaución: es muy probable que te salgan lágrimas de verdad al verlos.

Para los más jóvenes que no estaban muy enterados, los comerciales de televisión eran la manera más popular de hacer publicidad desde mediados hasta finales del siglo XX. En aquellos tiempos por lo general, se grababa un clip de 20 segundos de un producto, acompañado de mujeres en bikini o cancioncitas pegajosas de fondo (los famosos ‘jingles’).

Afortunadamente este tipo de publicidad quedó totalmente obsoleta (ya no causa tanto impacto como antes) y ahora las agencias y marcas buscan formas más creativas de conectar con los consumidores.

Un excelente ejemplo de cómo debe de hacerse un comercial es lo que han hecho los tailandeses desde el 2008. Sus comerciales de aseguradoras se han convertido en un fenómeno viral que ha perdurado a pesar de los años. Tanto es así que pueden competir fácilmente con cualquier corto de un festival de cine alternativo.

¿Qué tienen de especiales?

Échale un vistazo para entenderlo.

Según explica Angela Doland, una reconocida publicista y bloguera de marketing:

“Este género propio de los comerciales de Tailandia es muy comparable a lo que hizo Chales Dickens en sus libros. Es decir, hay tragedia, giros abruptos a la trama y un final para la reflexión. Algo nunca antes visto en el mundo de la publicidad.”

¿Quién los hace?

La reconocida agencia de marketing y publicidad Ogilvy & Mather es la encargada de crear los anuncios de Thai Life Insurance desde hace años.

Aunque los anuncios iban dirigidos principalmente hacia el público Bangok y las zonas urbanas del sudeste asiático, gracias a YouTube llegó a todo el mundo, convirtiéndose así en un fenómeno viral  de culto en occidente.

Ya que son comerciales de una aseguradora, el mensaje principal que le quieren dar a los espectadores es que debemos valorar la vida porque en cualquier momento se puede ir.

La clave del éxito de estos videos, además de tener una historia muy bien desarrollada, es la verdadera empatía que crean con el espectador.

Si bien, los comerciales tradicionales bombardean inconscientemente una y otra vez nuestros cerebros con símbolos para que la próxima vez que vayamos al supermercado compremos sus productos, los comerciales de Thai Life Insurance hacen todo lo contrario, atacan nuestra mente consiente para que tengamos una reflexión real.

Si te salió una lágrima al verlos, no te preocupes, a nosotros también :’(

¿Te gustó el post? No olvides compartirlo con tus amigos.

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY