¿Quién es “la mujer más bella de Persia”? La historia detrás del meme

Inicio > Destacados
¿Quién es “la mujer más bella de Persia”? La historia detrás del meme

La realidad del post que se ha vuelto viral en las redes sociales

Si bien, desde hace décadas se nos ha dicho que lo “importante es la belleza interior y no la exterior”, lo cierto es que los cánones de belleza son parte de la esencia humana, tanto así que han existido desde el inicio de la humanidad misma.

Desde los mesopotámicos, hasta los tiempos modernos, cada cultura ha desarrollado sus propios parámetros de lo que debe considerase como bello, aunque eso sí, al final del día el concepto de belleza en general dependerá de los ojos que lo miran y no tanto de una lista que te diga si alguien es atractivo o no.

Para tener idea de que tan cambiante puede ser el estándar de estética, los últimos meses se ha vuelto viral una imagen en las redes sociales de una supuesta princesa con el título de “la mujer más bella de Persia”. Pero ¿Qué tan cierto es esto? ¿De verdad esta era la joven más bella del reino? ¿13 hombres se suicidaron al ser rechazados por ella? ¿O solo es un bulo hecho para conseguir ‘likes’ y ‘RTs’?

Si has visto este meme últimamente y te quedaste con la duda, aquí tenemos la respuesta. Y sí, hay mucho más de lo que se ve a simple vista.

La historia verdadera

Son mediados del siglo XIX en Persia (actual Irán). El monarca al turno es Nasar al-Din Shah Qajar, un hombre que jugó un papel fundamental para consolidar los grandes cambios que se venían viviendo en el imperio desde hacía casi dos siglos, pero por lo que es realmente recordado (además de ser el rey que más duró en el poder en la historia de Irán) es por ser el primer gobernante del mundo que utilizó la fotografía para registrar su vida.

El interés por la fotografía de Shah Qajar venía desde una edad temprana, incluso, de acuerdo a algunos historiadores, aspiraba a ser fotógrafo antes de ser un gobernante.

Al llegar al poder Shah Qajar, contrató al reconocido fotógrafo ruso Anton Sevryugin como su fotógrafo personal oficial. Entre las cientos de fotografías que tomó Sevryugin, destacan las de la familia del sah, en especial su harén.

Como se puede ver en las fotos y en los registros, el monarca iraní tenía un gusto bastante claro en cuanto a mujeres: todas sus concubinas eran de gran tamaño, tenían cejas bastante pobladas y un bigote visible.

A pesar de que en el meme se dice que “esta era la mujer perfecta para la época” –en relación a lo llamativo del vello facial– en realidad todo indica a que era más un gusto personal de Shah Qajar que un canon de la “mujer ideal” para la sociedad iraní de ese tiempo.

“Es posible que la sociedad de aquellos años haya tomado como referencia los gustos del monarca, pero no hay mucha información que compruebe que sea un estándar generalizado de belleza” –Comenta el Profesor Daniel Miller, investigador especializado en la historia Persia.

De momento lo que sí se sabe es que para la época no era tan relevante la belleza del rostro, en realidad las mujeres voluptuosas eran consideradas como las más atractivas (el sobrepeso era un símbolo de estatus y fertilidad).

¿Quién es ella, la Princesa Qajar?

Conociendo más a fondo el contexto detrás de las fotografías que se hicieron virales, es momento de descifrar a la persona de la que hablan.

La mujer de la fotografía en cuestión es en efecto ʻIsmat al-Dawlah, la segunda hija de Nasar al-Din Shah Qajar. Esta imagen fue tomada probablemente en la década de 1870.

A diferencia de lo que se menciona en el meme, en realidad Ismat no estaba representando un “estándar de belleza”, más bien, era una de figura con bastante poder y protagonismo en el reinado. Por esa razón aparece en muchas de las fotografías de la corte.

En cuanto a la leyenda de que “13 hombres se suicidaron luego de que la princesa los rechazó…” es poco probable que sea cierto y lo más seguro es que lo agregaron para que fuera todavía más viral el mensaje. La investigadora Victoria Martínez, lo explica:

“Esmat probablemente ya estaba casada cuando tenía nueve o diez años de edad. Normalmente los matrimonios eran arreglados y en la Persia patriarcal era improbable encontrar pretendientes que la cortejaran”

Por cierto, muchas de las supuestas fotografías de la Princesa Qajar que puedes encontrar en las redes sociales, en realidad son de las concubinas del rey.

Conclusión

Como era de esperar, solo una pequeña parte de la historia que se volvió popular es cierta. Sin embargo, la historia verdadera de Esmart y las mujeres del rey es igual de interesante ya que nos muestra un lado poco conocido de sociedad iraní en el siglo XIX.

Y sí, la idea de belleza dependerá totalmente del cristal con que se mira.

Te puede interesar