10 tecnologías que desaparecieron por culpa de internet

Inicio > Curiosidades

Lo que internet ha matado con los años

No hay discusión de que el internet es el avance tecnológico más importante de las últimas décadas.

Ha sido tal su impacto en el mundo que ha cambiado completamente las comunicaciones. Ahora podemos compartir información y comunicarnos con personas a cientos de kilómetros de distancia en solo un instante. ¡Genial! ¿No?

De igual manera, la revolución de la informática ha hecho que algunas tecnologías y tareas que eran comunes hace algunos años hayan desaparecido prácticamente.

En este artículo te traemos de 10 artículos que han desaparecido (o están a punto de desaparecer) gracias al internet.

1 Revistas y diarios impresos

Sustituidos por: portales de noticias y blogs.

Incluso antes del nacimiento del internet, los periódicos y revistas tuvieron un golpe importante en su popularidad a causa de los medios en “tiempo real” como lo son la televisión y la radio. Pero con el aumento de los dispositivos conectados a la red como celulares y lectores de libros electrónicos, ha hecho que los lectores habituales de los periódicos y revistas de papel se decantarán por los formatos digitales.

Entre las mayores ironías de todo esto es que, aunque los periódicos físicos ya no se venden tantos como antes, la popularidad de sus portales web ha crecido exponencialmente y de igual manera los ingresos de publicidad, superando inclusive a los noticieros de la televisión.

Quién lo diría…

2 Sitios de alquiler de películas

Sustituidos por: plataformas de video.

Antes de la entrada de servicios de películas como Netflix, la gente comúnmente iba los fines de semana a alquilar una película en VHS en unos peculiares lugares llamados “videoclubs”.

En estos establecimientos podías encontrar un catálogo muy amplio, desde los estrenos de la semana hasta películas clásicas. Por eso mismo fueron uno de los negocios más rentables durante las décadas de 1980 y 1990.

Luego de la quiebra de Bluckboster en el año 2012, se puede decir que los videoclubs han desparecido, aunque en teoría siguen existiendo pero están muy lejos de la popularidad que llegaron a alcanzar alguna vez.

3 El fax

Sustituido por: el correo electrónico.

Como mencionamos en el artículo de tecnologías obsoletas que se siguen utilizando, los faxes son una de esas tecnologías que se resisten a desaparecer totalmente, pero siendo honestos, son artículos de nicho muy difíciles de encontrar.

En los años 80s, esta especie de “teléfonos-copiadoras” que te permitían enviar copias de documentos a otro dispositivo similar, eran indispensables en prácticamente en todas las oficinas. Sin embargo, con la popularidad del internet y el correo electrónico, las ventas de los faxes cayeron totalmente desde el año 2000.

4 Directorio telefónico

Sustituido por: buscadores y páginas de anuncios clasificados.

Hace algunos años era habitual que al llegar a tu casa encontraras sobre el tapete un peculiar libro amarillo con cientos de hojas lleno de nombres y números de teléfono. A esto se le llamaba “Directorio Telefónico” o también era conocido simplemente como “Sección Amarilla” (por la empresa que lo imprime).

Sí, estamos exagerando porque siguen existiendo los directorios telefónicos (y probablemente tengas uno guardado en casa), pero con aplicaciones como “Google Local” y las funciones geolocalizadas de Facebook, están totalmente destinados a extinguirse en los próximos años.

5 Enciclopedias

Sustituidos por: Wikipedia, blogs y Google.

Las enciclopedias siempre se han utilizado más que nada para adornar el librero de la sala que por otra cosa, sin embargo, por muchos años eran la fuente de consulta más accesible que pudieras tener.

Esa bonita serie de libros que cuentan con información de todo tipo, eran un símbolo de estatus y buena educación durante décadas. Su forma de venta también era bastante particular; comúnmente eran vendedores de puerta en puerta que te ofrecían la “última edición” por accesibles pagos mensuales.

Con la llegada del internet a nivel masivo, la utilidad real de las enciclopedias se esfumo. Incluso la afamada “Enciclopedia Británica” publicada desde el siglo XVIII, se dejó de imprimir su edición anual a partir del año 2010.

6 Agencias de viajes

Sustituido por: buscadores de vuelos y de reservaciones de hotel.

Antes, cuando tenías que comprar boletos de avión o querías salir de vacaciones, la opción natural era ponerte en contacto con tu agente de viajes y esperar algunos días hasta que te encontraba la “oferta perfecta”. Sí, cuando lees esto hoy en día hasta suena gracioso, pero así funcionaban las cosas antes.

Ahora simplemente buscando en Google con frases como “Reservaciones de hoteles para” o “Vuelos baratos a…” vas a encontrar miles de resultados distintos para comprar. Y lo mejor de todo es que también hay cada vez mejores precios y ofertas para viajar.

En general, las agencias de viajes todavía no desaparecen completamente (muchas se dedican a armar paquetes vacaciones y tours), pero sí perdieron una parte importante de su negocio que eran los boletos de avión y las reservaciones de hotel.

7 Álbum físico de fotografías

Sustituido por: páginas fotográficas tipo Flickr y apps como Instagram

Los álbumes fotográficos impresos eran el registro de los “momentos mágicos” familiares en décadas pasadas. Hoy en día son un artículo bastante caro que te venden cuando te casas y que probablemente lo termines guardando en el fondo de un cajón.

Con el internet y las tecnologías de la informática en general, ya no es tan necesario tener impresas tus fotos. Si deseas tener un respaldo en la nube, las páginas fotográficas como Flickr y 500px son una gran alternativa en el caso de que seas un fotógrafo profesional o entusiasta.

Si eres del tipo de persona que le encanta tomar fotos con el teléfono, lo normal es que termines guardando las imágenes en Instagram o en Facebook, y con esto también puedas compartirlo con tus amigos y familiares de forma mucho más fácil y directa.

8 Enviar cartas

Sustituido por: por las redes sociales y el correo electónico.

O por lo menos enviar correspondencia personal.

Las cartas fueron por siglos el medio de comunicación de largas distancias por excelencia. Aunque no era el medio más eficiente y rápido de la historia, lo que sí es verdad es que era bastante barato ya que con una estampilla que costaba unos centavos era más que suficiente para llegar a cualquier parte del planeta.

Con la invención del teléfono, la gente prácticamente dejó de enviar cartas, pero todavía seguía siendo populares en algunos casos, por ejemplo, para comunicarse con otras personas en lugares muy lejanos ya que no necesitabas pagar las costosas llamadas internacionales.

Pero con la popularización del internet técnicamente desapareció el envío de postales y cartas personales en las zonas urbanas. En general el servicio postal hoy en día sigue siendo muy utilizado pero se enfoca más a correspondencia como las deudas del banco, recibos de los servicios y paquetes.

9 Llamar por teléfono y los SMS

Sustituido por: servicios de mensajería como WhatsApp y Telegram.

Al igual que los teléfonos disminuyeron la popularidad de las cartas, el internet disminuyó la popularidad de las llamadas por teléfono común.

De acuerdo a algunas estadísticas del Washington Post, en Estados Unidos la mitad de las personas encuestadas admiten que ya no utilizan el teléfono fijo. De la misma forma, los mensajes SMS han caído un 95% desde el año 2000. Este fenómeno se debe en gran medida a las aplicaciones de mensajería que te permiten comunicarte de manera ilimitada y libre usando la red.

Aunque al final el negocio no hay cambiado tanto ya que las empresas de telefonía son las que se encargan de venderte el internet.

10 Televisión (tradicional)

Sustituido por: plataformas de video y sistemas VOD

Sin duda uno de los cambios más radicales de todos.

Si eres una persona que creció antes de la década de los 90s, sabrás muy bien que el medio de entretenimiento predilecto era la televisión. Sí ¡Todos amaban la televisión!

Esa caja que mostraba imágenes y sonidos era casi un miembro de la familia más. Ahí nos informábamos, nos entreteníamos y lo utilizábamos como una puerta de salida para nuestros problemas cotidianos. Pocos imaginaban que algún día iba tener algún sustituto… Y ese día ya llegó.

El internet y la banda ancha trajeron un abanico de posibilidades muy amplio. A diferencia de la televisión tradicional que es de una sola vía (transmisor y receptor), ahora con internet puedes ver lo que quieras, cuando quieras, donde quieras y sin la necesidad de adaptarte a los horarios y la programación que te ofrecían los canales de televisión.

Ahora, fuera de algunos ejemplos como lo son los noticieros o los eventos deportivos en vivo, prácticamente la televisión tal cual la conocíamos está en su ocaso. Es por eso que las televisoras han emigrado hacia las nuevas tecnologías porque saben que en cualquier momento esto se va terminar.

Te puede interesar