Profecías antiguas que se cumplieron

Inicio > Historia y Cultura
Profecías antiguas que se cumplieron

Predicciones históricas que se terminaron volviendo reales.

Hoy en día hay una gran cantidad de fenómenos que se pueden pronosticar con ayuda de la ciencia, pero fuera de estos casos, tampoco hay que ser un genio para saber que el futuro no se puede predecir con exactitud.

Sin embargo, desde que existe la historia misma podemos encontrar en miles de registros a personas que aseguraban que ‘podían ver y predecir el futuro’ gracias a sus conexiones con “espíritus o deidades”. Desde videntes y espiritistas, hasta profetas bíblicos, siempre vas a encontrar a este tipo de personajes en todas las culturas a lo largo del tiempo.

Aunque muchas (para no decir la gran mayoría) de las profecías estuvieron lejos de cumplirse, hay algunos casos sorprendentes de predicciones que se cumplieron con gran precisión.

Coincidencias o no, aquí van algunas de las profecías antiguas que al final sí se cumplieron.

El oráculo de Delfos predice el nacimiento de la democracia

El oráculo de Delfos era probablemente el profeta más famoso de la antigua Grecia y uno de los más precisos de la historia que se tengan registro.

Aunque su funcionamiento era bastante complejo (tanto que ni los historiadores lo saben a ciencia cierta), lo cierto es que marcó en gran medida las decisiones y el rumbo que tomó Grecia ya que era consultado por los gobernantes.

Una de las profecías más conocidas fue la del sabio Solón. A él le dieron la tarea de cambiar el rumbo de Atenas luego del duro gobierno de Dracón de Tesalia. Así que fue al oráculo en búsqueda de claridad ahí obtuvo una respuesta: “guiarás el barco y conseguirás la confianza de los atenienses, ellos te ayudaran a llegar al destino”.

Luego de esta profecía, Solón hizo las reformas que creía convenientes para ganar la confianza de los ciudadanos, entre ellas estaba el darle más poder a la gente común y disminuir la desigualdad.

Se puede decir que estos fueron los primeros pasos a lo que hoy conocemos como “democracia”.

El oráculo de Delfos ayuda a los griegos a ganar la guerra persa

Otra de las profecías más conocidas del oráculo de Delfos.

Si has visto la película 300, sabrás que los persas invadieron Grecia. Bueno, aunque en la película muestra la gran gallardía de los espartanos, al final fueron masacrados por los persas.

De acuerdo a la historia, el oráculo dijo a los atenienses que la “única forma de ganarles a los persas era con construcciones de madera”. Pocos entendieron esta metáfora y la mayoría deducían que debían construir muros, hasta que un joven general llamado Temístocles descubrió la respuesta: construir barcos (ya que los barcos son de madera).

Al final los griegos ganaron la guerra en contra de los persas, en parte gracias a esta revelación.

La historia completa del imperio romano (posiblemente)

Aunque los romanos a diferencia de los griegos, eran menos susceptibles a seguir profecías, hay algunos profetas que marcaron la historia del imperio; como lo es el caso de la famosa sibila Cumaean.

La Sibila Cumaean es posiblemente una las profetisas más conocidas de la antigüedad, en parte gracias a que aparece en la Eneida de Virgilio y en otros relatos famosos.

Una de sus historias más conocidas es que durante el reinado de Tarquinius Superbus, la sibila se apareció al rey ofreciendo nueve libros de profecía a un precio considerable. Tarquinius se negó, y justo delante de sus ojos, la sibila quemó tres de los libros y ofreció los seis restantes por el mismo precio. Ofendido, Tarquinius se negó nuevamente, solo para que la sibila quemara tres más y le ofreciera los tres restantes por el mismo precio original. Esta vez, Tarquinius entró en pánico y accedió a pagar la gran cantidad de dinero que pedía por un tercio de la magia que podría haber tenido.

Y de hecho, muchos historiadores aseguran que de verdad existieron los libros y los emperadores probablemente los llegaron a utilizar para gobernar. Sin embargo nada se sabe del contenido de estos libros ya que fueron quemados en algún momento del fin del imperio romano.

La conquista de la Gran Tenochtitlán

Los mexicas o también conocidos habitualmente como aztecas, tenían la profecía de que en algún momento llegaría uno de sus dioses principales, Quetzalcoatl, para tomar la Gran Tenochtitlán.

Por casualidad del destino, en 1519 llega el conquistador español Hernán Cortés a tierras mexicanas. Según el calendario azteca, ese mismo año tenía que pasar algo grande, y varios pueblos terminaron creyendo que Cortés era realmente Quetzalcoatl.

Al final esa coincidencia ayudó a los españoles a acelerar la conquista de Tenochtitlán.

Profecía de los Papas

El arzobispo Malaquías de Armagh, se le atribuyen varios escritos sobre profecías, entre los que destaca el famoso ‘Profecía de los papas’.

En este escrito, Malaquías predice por medio de frases cortas y descriptivas, aproximadamente 112 de los papas que estarán al frente de la iglesia católica. Algunas de las predicciones eran tan precisas que hacían dudar a muchos de su autenticidad.

Sean verdaderas o falsas estas profecías, hasta el día de hoy hay personas que siguen creyendo en ellas. Por cierto, el Papa actual en teoría sería el último de la lista.

Los trasplantes y otros avances médicos

En una lista escrita en la década de 1660, el científico irlandés Robert Boyle hizo varias conjeturas sobre lo que deparará el futuro, incluida “la cura de enfermedades a distancia y los trasplantes de órganos”.

Teniendo en cuenta que Boyle viene de una época anterior de la ilustración, es increíblemente progresista su idea de los trasplantes. De igual manera también predijo el GPS describiéndolo como “la forma práctica y cierta de encontrar longitudes en cualquier lugar” y otros inventos modernos .

Nostradamus predijo a Hitler

Si hablamos de profetas de la historia, sin lugar a dudas estamos obligados a mencionar al gran Nostradamus.

Michel de Nôtre-Dame o mejor conocido como Nostradamus, es famoso por su libro de 1555 titulado Les Propheties (Las Profecías en español), en el que predice los principales acontecimientos mundiales en misteriosas cuartetas. Posteriormente se interpretaron sus predicciones para todo, desde la muerte de Enrique II hasta los atentados del 11 de septiembre del 2001 en Nueva York.

Entre las profecías más conocidas está la de Hitler. Lo describe en dos cuartetas así:

“Desde las profundidades del oeste de Europa,

Un niño pequeño nacerá de gente pobre,

El que con su lengua seducirá a una gran tropa;

Su fama aumentará hacia el reino de Oriente “.

Y prosigue con:

“Las bestias feroces de hambre cruzarán los ríos,

La mayor parte del campo de batalla será contra Hister.

En una jaula de hierro se dibujará la grande,

Cuando el niño de Alemania no observa nada “.

Bueno, ahí lo tienes. Nostradamus predijo a “Hister” o “Hitler”.

Nostradamus predijo el Gran Incendio de Londres

Otra profecía bastante conocida de Nostradamus coincide con la del Gran Incendio de Londres.

Él explicaba;

“La sangre de los justos se tomará en Londres

Quemado por el fuego en el año ’66

La antigua Dama caerá de su lugar alto

Y muchas de la misma secta serán asesinadas “.

Resulta que Londres fue realmente incendiada por un fuego considerable que duró tres días aproximadamente, y destruyó gran parte de la ciudad en 1666. Aunque realmente no mató a tantas personas (se habla de 5 ó 6 como mucho), algunos aseguran que Nostradamus se refería a las ratas que murieron quemadas.

División geopolítica por Alexis de Tocqueville

Por lo general algunas de las predicciones que se llegan a cumplir son bastante ambiguas, sin embargo está es bastante precisa.

“Ahora hay dos grandes naciones en el mundo que, partiendo de diferentes puntos, parecen estar avanzando hacia el mismo objetivo: los rusos y los angloamericanos … Su punto de partida es diferente y sus caminos son distintos; cada uno parece ser llamado por algún secreto deseo de la Providencia de tener en sus manos los destinos de la mitad del mundo “, escribió Alexis de Tocqueville en” Democracia en América “en 1840.

Dicho y hecho, se cumplió lo que dijo.

La tabla periódica

Profecía o no, el químico ruso Dmitri Mendeléyev diseñó la tabla periódica de los elementos con una gran precisión teórica y práctica. Incluso aunque en su época más de la mitad de los elementos que hay actualmente todavía no se descubrían, la mayoría cupieron en la tabla perfectamente.

Según explican algunos historiadores, al organizar el peso atómico de los elementos y catalogar sus propiedades, Mendeleev comenzó a ver patrones. Por esa razón al diseñar la tabla dedujo los elementos que probablemente los llenarían.

Por cierto, fueron tan exactos sus cálculos que hasta se atrevió a dar las propiedades de elementos que todavía no se descubrían como sucedió con el germanio a finales del siglo XIX.

 

Te puede interesar