Qué come Donald Trump normalmente

Inicio > Comida
Qué come Donald Trump normalmente

El magnate de las bienes raíces y actual presidente de los EE.UU, Donald J. Trump, es probablemente una de las figuras públicas más importantes –y controvertidas– de lo que llevamos del siglo XXI.

Dejando de lado el tema político de momento (donde hay mucha tela que cortar), Trump también siempre se ha caracterizado por ser una persona de decisiones firmes y pocos titubeos. Entre ellas está su peculiar gusto por la comida.

Unos reporteros de la revista Times comentaron que la forma de comer de Trump se asemeja bastante a la del estadounidense con sobrepeso promedio. Mientras tanto, en Fox News, él mismo explicó que “amaba la comida americana” y le gustaba ser práctico.

Pero entonces ¿Qué es lo que come Donald Trump habitualmente? En este post te lo compartiremos. Por cierto, puede que te sorprendas por algunos de los platillos.

Pastel de carne (meatloaf)

La comida favorita de Trump es sin duda el pastel de carne, y más si es la receta que preparaba su madre.

Este clásico americano, es una de las recetas más comunes de las familias estadounidenses ya que es fácil de hacer y es económica, pero Trump lleva su gusto a otro nivel.

Según comenta NBC News, en una reunión que tuvo con varios políticos del Partido Republicano en uno de los restaurantes de su torre en Nueva York, Trump pidió para todos los de la mesa pastel de carne, sin dejarlos decidir.

Hamburguesas de McDonalds

No es ningún secreto que la comida rápida es parte del menú básico del presidente de los Estados Unidos. Incluso en su programa de televisión “The Apprentice” llegó a aparecer en diferentes ocasiones con una hamburguesa y papas fritas en las manos.

Entre sus opciones favoritas de hamburguesas están las de la cadena McDonalds, y más si son Filet-O-Fish. Pero ¿Por qué le gusta tanto McDonalds aunque él es dueño de restaurantes de lujo?

Según explica el The Huffington Post, Trump elige este tipo de lugares porque asegura que son ‘bastante limpios’. Por cierto, Trump tiene fobia a los gérmenes.

Pollo KFC

Su opción favorita cuando quiere variar de las hamburguesas de McDonalds es el pollo de KFC.

Le gusta tanto la comida de KFC que incluso en varias ocasiones ha publicado fotos en Twitter de él comiendo un banquete de pollo en su avión privado.

Como dato curioso, Trump suele comer su cubeta de pollo de 18 dólares con cubiertos de plata de varios cientos de dólares.

Pizza

Como buen neoyorquino, la pizza es parte importante en los gustos por la comida de Donald Trump.

Aunque ya no la come tanto como antes por asuntos de salud, uno de sus colaboradores comenta que pide pizza al menos un par de veces al mes para saciar el antojo.

Como dato curioso, de igual manera que el punto anterior, Trump también come la pizza con cubiertos. Otro dato es que no le gustan las orillas.

Sándwiches de carne

Otro de sus platillos favoritos, además del pastel de carne, son los sándwiches de carne (y más si son sándwiches de pastel de carne).

Antes de que fuera presidente, Donald y Melania Trump aparecieron en el programa de cocina de Martha Stewart para preparar un sándwich de meatloaf. Ahí confesó que este esta uno de sus bocadillos preferidos y le gusta comerlos a media mañana.

Coca de dieta

Para acompañar sus alimentas, su opción predilecta para tomar es la Coca Cola de dieta.

Según un artículo del The New York Times , Trump bebe al menos 2 litros de refresco de cola dietético todos los días; una cantidad que supera 4 veces la cantidad máxima recomendada.

Incluso el mismo Trump en una ocasión llegó a tuitear: “Nunca he visto a una persona delgada beber Diet Coke”. Aunque no sabemos si se refería a si mismo.

Tacos

Irónicamente y contrario a lo que muchos pudieran imaginar, a Trump le gustan los tacos y algunos otros platillos de la comida mexicana (o bueno, Tex-Mex).

Mientras estaba en precampaña, publicó una foto en su Twitter comiendo un Taco Bowl en uno de los restaurantes de la torre Trump, deseándole “feliz 5 de mayo” a todos los “hispanos” en EE.UU.

Una imagen bastante sui géneris por cierto.

Langosta, camarones y langostinos

No toda la alimentación de Donald Trump esta basada en comida rápida o alimentos chatarra como pudiera parecer, en realidad frecuentemente va a comer a alguno de los restaurantes de lujo que hay en sus hoteles.

De acuerdo a uno de los chefs, el platillo que más pide Trump es langosta, aunque también admite que en una ocasión le pidió que le cocinara pastel de carne.

Tarta de chocolate y helado de vainilla

En distintas oportunidades Donald Trump ha confesado su amor hacia los postres, en especial del pastel de chocolate y el helado de vainilla con cerezas.

Es tanto su gusto, que algunas de las decisiones más importantes que ha hecho como presidente han estado acompañadas por un pedazo de pastel de chocolate. Por ejemplo, según explica el The Huffington Post, Trump comparó la decisión de bombardear Siria con el pastel que estaba comiendo en esos momentos.

Y para acompañar su tarta, explica una revelación de uno de sus asistentes de la Casa Blanca, dos bolas de helado de vainilla con cerezas.

Otras curiosidades

No desayuna. De acuerdo a un documental que le hicieron en NBC en el 2011, Trump casi no desayuna y prefiere comer cualquier otra cosa a media mañana.

No bebe alcohol. Trump siempre se ha considerado como abstemio, a tal punto que intenta evitar el vino y el champagne en las cenas de gala. Él comenta que su hermano mayor, Fred Trump, murió de alcoholismo y es por eso que no bebe.

Siempre lee el periódico cuando come. Incluso en las cenas de negocios más importantes llega a sacar el diario para ponerse a leer. Y sí, de  preferencia solo lee noticias que hablen bien de él y sus decisiones.

Te puede interesar