¿Con cuántos volts una persona puede morir?

Inicio > Curiosidades
¿Con cuántos volts una persona puede morir?

Desde niños nos han enseñado que la electricidad es bastante peligrosa si no se tiene cuidado, algo que es sin duda cierto.

Sin embargo, hemos visto cientos de casos de personas que han sobrevivido a impactos de rayos de varios miles de voltios, pero también ─desafortunadamente─ conocemos casos de descargas eléctricas de electrodomésticos que han acabado en tragedias.

¿Por qué sucede esto? ¿Cuánto voltaje se necesita para que sea fatal? ¿Cómo se comporta una descarga en el cuerpo? En este artículo te traemos la respuesta a todas estas preguntas.

El voltaje no te mata

O bueno, no por sí solo.

Aunque normalmente la peligrosidad está relacionada con el voltaje (de ahí los carteles de «¡Cuidado! Alta tensión»), en realidad lo que de verdad puede matarte es la corriente.

Para entender esto, vamos a explicar a grandes rasgos lo que se trata la corriente y voltaje.

Lo que conocemos como corriente, es la cantidad de carga (cantidad de electrones) que pasan por un punto respecto al tiempo. Un ejemplo para entender este concepto sería la cantidad de agua que sale de una tubería: si sale 1 litro por segundo, esa sería su “carga”.

La unidad de medida estándar de la corriente son los Ampers. De acuerdo al manual MME de emergencias médicas, se requieren entre 100 a 300 miliamperes (0.1 A) para que una persona sufra una fibrilación ventricular en el corazón.

**

En el caso del voltaje, hablamos de la medida de energía de la corriente. Es decir, siguiendo el ejemplo de la tubería, el voltaje sería la presión con la que sale el agua.

Aunque haya mucha presión (voltaje), si la cantidad de agua es baja (corriente), lo más seguro es que no pase a mayores. Es por eso que el voltaje no es mortal. Sencillo ¿no?

¿Y por qué existen los letreros de “¡Peligro! Alto voltaje”?

Ya sabemos que el voltaje no es ─técnicamente─ lo que te puede matar si te da una descarga eléctrica. Pero hay otro pequeño detalle muy importante: tampoco la corriente es letal por sí sola…

En teoría, la cantidad de corriente que tiene un led o el control remoto de tu televisión puede causarte un paro cardiaco, y no es broma. Sin embargo, en el mundo real, no hay ninguna clase de peligro con estos objetos (a menos de que te comas las baterías…)

Entonces ¿por qué pasa esto? La respuesta es: el voltaje es muy bajo.

Un diodo (un led), normalmente requiere para funcionar 20 miliampers a 3 voltios. Este voltaje es prácticamente imperceptible en todo el cuerpo ya que somos pésimos conductores de electricidad. Por lo tanto, para acabar en el hospital es necesario un voltaje mucho mayor.

Otro caso son las baterías de los automóviles. Una de ellas puede lograr fácilmente una corriente muy peligrosa (más de 100 A), pero aun así puedes tocas ambos polos sin sufrir alguna descarga (ya que son de 12V).

La cifra crítica

Según datos ofrecidos por el departamento de física de la Universidad Estatal de Ohio, estás son las cifras para que una descarga sea potencialmente letal:

  • 500 mA en corriente directa
  • 100 mA en corriente alterna

El voltaje necesario para que esta corriente pueda ser mortal dependerá de muchos factores. Por ejemplo: la piel humana seca tiene una resistencia de varios miles de ohms, sin embargo, con un poco de humedad, la resistencia puede reducirse a unos pocos cientos de ohms.

En situaciones normales, se considera como “una descarga potencialmente peligrosa” a partir de los 60V. Esta tensión puede encontrarse fácilmente en electrodomésticos comunes como planchas, secadores de pelo y televisiones, así que hay que tener cuidado al conectar estos artículos con las manos mojadas.

Así mismo, no hay que olvidar que una descarga no solo afecta al corazón, sino que también puede casar quemaduras importantes.

Te puede interesar