Hechos y creencias erróneas que cambiaron al mundo

Inicio > Destacados
Hechos y creencias erróneas que cambiaron al mundo

Ahora que están muy de moda las “fake news”, muchos ‘especialistas’ se preguntan sobre el impacto que pudieran tener el mundo. Sin embargo, para nada es una situación nueva.

Si vemos la historia, paradójicamente algunos de los descubrimientos científicos y cambios sociales más importantes de la humanidad nacieron de la premisa de creencias falsas, rumores y mitos.

Podemos decir que el mundo en el que vivimos esa construido en parte por hechos erróneos. Pero ¿qué tanta influencia han tenido? En este artículo les mostraremos algunos de los hechos erróneos que cambiaron el mundo.

Existía una ruta más corta para viajar a Asia

Consecuencia: el descubrimiento de América.

Actualmente echando un rápido vistazo en Google Maps puedes ver como está distribuido el mundo, pero en el siglo XV gran parte del planeta era completamente desconocido.

A causa del crecimiento del imperio otomano en medio oriente, en aquella época existía la creencia entre los mercantes de la península itálica de que si se cruzaba completamente el océano atlántico se podía llegar a Asia. Por esa razón desde finales de 1400 se dieron las primeras expediciones formales para crear una nueva ruta a las denominadas “indias”.

Entre esos intrépidos en búsqueda de nuevos rumbos estaba el navegante genovés Cristóbal Colón. Como imaginarás, todo lo demás es historia…

Se creía sobre la existencia del flogisto y que se podía transformar el plomo en oro

Consecuencia: desarrollo de gran parte de la ciencia moderna

Hoy en día la ciencia es el motor del desarrollo de la humanidad, pero hace algunos siglos solo unos cuantos genios incomprendidos la desarrollaban y aplicaban para fines un poco más “turbios”…

De igual manera como se dice habitualmente “los grandes avances tecnológicos nacieron de las guerras”, las bases y disciplinas de la ciencia tal cual las conocemos (es decir, la química, física, matemáticas, etc.) fueron en parte desarrolladas por principios esotéricos e ideas sin muchos sustento.

Uno de los casos más representativos es la teoría del flogisto. A grandes rasgos se decía que el flogisto era una sustancia que estaba en todas las cosas que se quemaban y se liberaba en la combustión. Esta teoría causó miles de discusiones entre los científicos de 1600 y 1700, hasta que Lavoisier creó su propia teoría de la combustión a finales de 1970, lo que da el inicio de la química moderna.

Y antes de esto, desde la antigüedad, los protocientíficos motivados por diversas razones como “comunicarse con Dios” o transformar el plomo en oro, hicieron grandes descubrimientos que hasta el día de hoy utilizamos en ramas de la ciencia como la astronomía, física, metalurgia, química y matemáticas.

Había ciudades hechas completamente de oro

Consecuencia: la conquista de civilizaciones en América.

Luego del descubrimiento de América, los conquistadores españoles se quedaron fascinados por las grandes cantidades de oro y piedras preciosas que tenían las civilizaciones del nuevo mundo. Incluso hubo un momento en que creían que existían ciudades construidas completamente de oro.

Esas historias llegaron a Europa y cientos de barcos zarparon con el objetivo de encontrar esa ciudad dorada. Al final no encontraron dichas ciudades, pero terminaron exterminando y sometiendo a civilizaciones completas a su paso.

Un efecto colateral no tan trágico de esta búsqueda de estas ciudades fue que solo en unos pocos años se hicieron miles de mapas de gran precisión del continente americano. Para dar una idea de precisión, se dice que eran mucho más exactos que los mapas europeos de esa época.

Los recursos de la tierra eran ilimitados

Consecuencia: extinciones y escaseces de recursos naturales

Los conquistadores europeos del siglo XVI – XVII que llegaron a América, Africa y a los archipiélagos de Asia, tenían la idea de que los recursos naturales eran casi ilimitados en esas nuevas tierras, pero nunca se hubieran imaginado que causaron la extinción de especies y la escasez de muchos recursos en un lapso relativamente corto de tiempo

Uno de los casos más conocidos es el de las ballenas. Hace unos cuantos siglos los mares estaban repletos de cetáceos, sin embargo al ser muy codiciados por su grasa y carne, en unas cuantas décadas casi se extinguieron. Si bien desde el siglo pasado se ha hecho un gran trabajo para su conservación, todavía muchas de las especies siguen en peligro crítico y otras están destinadas a extinguirse por su baja población.

Otro ejemplo de la caza excesiva es el bisonte americano. Pasó de ser un animal de cerca de 100 millones de ejemplares en el siglo XVII, ha haber menos de mil a finales del siglo XIX en los Estados Unidos.

Aunque ya sabemos que los recurso no son ilimitados, literalmente el combustible del mundo moderno son recursos no renovables que se pueden acabar en cualquier momento como lo son el petroleo y el carbón mineral. Es por eso que los gobiernos, empresas y los centros de investigación invierten millones para descubrir fuentes de energía renovables.

Diferentes especies de humanos

Consecuencia: se desarrollo la esclavitud

La genética y la biología explica que solo existe una especie de ser humano en la actualidad (homo sapiens sapiens). Incluso se puede decir que los rasgos característicos como lo son el color de piel o las facciones son diferenciaciones étnicas más que raciales. Sin embargo hasta no hace más de 100 años había muchísimas personas que justificaban la esclavitud diciendo que “no eran de la misma especie humana”.

La esclavitud ha existido desde siempre, pero luego del descubrimiento de América tomó una importancia mayor. El comercio de esclavos de África hacia el nuevo mundo de los británicos y holandeses fue muy lucrativo, sin embargo era también una práctica rechazada en Europa a causa del creciente interés sobre los derechos humanos.

En aquella época las personas que apoyaban la esclavitud en América argumentaban que los esclavos no eran de la misma especie y es por eso que se siguió desarrollando la esclavitud hasta su abolición en el siglo XIX.

El apocalipsis de 1844

Consecuencia: se crearon muchas religiones e iglesias distintas

A los humanos nos encanta inventar el fin del mundo cada que se puede. Quién no recuerda que el 21 de diciembre del 2012 según los mayas predijeron que se “iba a acabar el mundo” o el 31 de diciembre de 1999 las computadoras se iban a volver locas y nos matarían. Pues bueno, estos no fueron los únicos “apocalipsis” que han existido.

Una de las profecias del fin del mundo más conocidas de la historia es la del predicador William Millers, en la que dijo que el 22 de octubre de 1844 Cristo iba a regresar a la tierra, por lo que marcaría el inició de la profecía del Apocalipsis –que según él– estaba mencionada en la biblia.

Como era de imaginar, no sucedió nada al final, sin embargo muchos de los seguidores de Millers terminaron discutiendo sobre lo que había fallado y se separaron en varios grupo. De ahí nacen iglesias como Los Testigos de Jeová, La iglesia de la Segunda Venida, Adventistas del Séptimo Día, etc.

Demostrar que la corriente alterna era más peligrosa que la continua

Consecuencias: la creación de la silla eléctrica y la popularización de la pena capital en EE.UU.

A inicios del siglo XX, existió una competencia importante entre dos destacados inventores que probablemente conozcas. Hablamos, claro, de: Nikola Tesla y Thomas Alva Edison.

En aquellos años Tesla defendía la corriente alterna ya que era mucho más fácil y barata de distribuir a largas distancias. Sin embargo Edison, que en aquellos años tenía el monopolio de la industria eléctrica en el norte de Estados Unidos, defendió su costosa y poco práctica corriente directa diciendo que la corriente directa era muy peligrosa, así que le dijo a uno de sus empleados que desarrollara la silla eléctrica; uno de los métodos de ejecución más conocidos del siglo XX.

Irónicamente la corriente directa es muchísimo más peligrosa y letal que la alterna ya que la continua no tiene variaciones en el voltaje y en la intensidad. Las sillas eléctricas que se construyeron posteriormente ya usaban corriente directa en vez de alterna.

 

Te puede interesar